En el Boletín Oficial del Estado de 27 de diciembre de 2014 se publicó la Ley 34/2014,
de 26 de diciembre, de medidas en materia de liquidación e ingreso de cuotas de la
Seguridad Social, que establece un nuevo sistema de liquidación e ingreso de cuotas
de la Seguridad Social, que sustituirá al tradicional modelo de autoliquidación.
El nuevo sistema, a efectuar directamente por la Tesorería General de la Seguridad
Social, se caracteriza por un cálculo individualizado de la cotización correspondiente a
cada trabajador, dentro del código de cuenta de cotización en el que figure en alta, que
se elaborará en función de la información que ya obra en poder de dicho organismo, y
de aquella otra que ha de ser proporcionada por el sujeto responsable del
cumplimiento de la obligación de cotizar.
La citada ley establece que las cuotas de la Seguridad Social y por conceptos de
recaudación conjunta se liquidarán mediante alguno de los siguientes sistemas:

- Sistema de autoliquidación por el sujeto responsable del ingreso de las cuotas, que
seguirá siendo aplicable, en los términos previstos en la normativa que desarrolle la
ley que analizamos, hasta que se produzca la incorporación de la totalidad de los
sujetos responsables al nuevo sistema de liquidación directa.
- Sistema de liquidación directa por la Tesorería General de la Seguridad Social por
cada trabajador, a solicitud del sujeto responsable de su ingreso cuando los datos
que éste deba facilitar permitan realizar el cálculo de la liquidación.
- Sistema de liquidación simplificada, que se aplicará, entre otros, para la
determinación de las cuotas de los trabajadores por cuenta propia incluidos en el
Régimen Especial de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos y en el
Régimen Especial de los Trabajadores del Mar, así como de las cuotas de los
Sistemas Especiales del Régimen General para Empleados de Hogar.

La implantación del sistema de liquidación directa de cuotas se efectuará de forma
progresiva. La Tesorería General de la Seguridad Social dictará a tal efecto las
resoluciones por las que se acuerde la incorporación a dicho sistema de los sujetos
responsables del cumplimiento de la obligación de cotizar, que se producirá a partir
del primer día del mes siguiente a aquel en que se notifique la resolución al sujeto
responsable.
El nuevo sistema se aplicará con carácter obligatorio a partir del tercer mes natural
siguiente a aquel en que haya tenido lugar la incorporación al mismo, pues hasta ese
momento se seguirá utilizando el sistema de autoliquidación. En todo caso, el sujeto
responsable podrá optar por aplicar el nuevo sistema con anterioridad. Las citadas
resoluciones serán puestas a disposición de los sujetos responsables en la Sede
Electrónica de la Secretaría de Estado de la Seguridad Social, mediante notificación
electrónica.
En el nuevo sistema de liquidación directa de cuotas, los sujetos responsables del
cumplimiento de la obligación de cotizar deberán solicitar a la Tesorería General de la
Seguridad Social el cálculo de la liquidación correspondiente a cada trabajador y
transmitir por medios electrónicos los datos que permitan realizar dicho cálculo, hasta
el penúltimo día natural del respectivo plazo reglamentario de ingreso. El referido
cálculo se efectuará en base a la información que obre en poder de la Tesorería y de
las entidades gestoras y colaboradores, junto con la aportada por los sujetos
responsables en cada período de liquidación.
Asimismo, la Tesorería General de la Seguridad Social aplicará las deducciones que
correspondan a los trabajadores por los que se practique la liquidación dentro del plazo
reglamentario así como, en su caso, la compensación del importe de las prestaciones
abonadas a aquellos en régimen de pago delegado con el de las cuotas debidas
correspondientes al mismo período de liquidación. Esto último, siempre que el sujeto
responsable haya cumplido sus obligaciones dentro del plazo reglamentario.

Una vez realizada la liquidación, el sujeto responsable podrá solicitar la rectificación de
datos, siempre que sea posible realizar una nueva liquidación dentro del plazo
reglamentario, salvo que la imposibilidad de cumplir el plazo se deba a causas
imputables a la Administración. Tampoco se considerarán incumplidas las citadas
obligaciones cuando, una vez practicada la liquidación y dentro del plazo
reglamentario, el sujeto responsable solicite la rectificación de errores materiales,
aritméticos o de cálculo imputables a la Administración, y ello comporte la práctica de
una nueva liquidación corrigiendo tales errores fuera del plazo reglamentario.
La nueva ley: http://www.boe.es/boe/dias/2014/12/27/pdfs/BOE-A-2014-13517.pdf.