La próxima aplicación, el 1 de enero de 2014, de la Ecotasa es parte de la política del
Gobierno francés en relación con el medio ambiente y la energía.
Este instrumento de la fiscalidad medioambiental, tendrá un impacto diario, tanto sobre las
empresas de transporte por carretera como sobre sus clientes a los niveles económico, comercial
y de organización.

La introducción de este impuesto se acompaña de un mecanismo para aumentar el precio del
transporte por carretera y para proporcionar una señal de precio a los beneficiarios de la
circulación de las mercancías. Para tener en cuenta el impacto del impuesto nacional sobre los
vehículos de transporte de mercancías, el artículo L. 3222-3 del código de transporte se
establece un sistema de incremento de los precios para la prestación de transporte por
carretera.

Este aumento obligatorio en el precio del servicio de transporte se introdujo en el artículo L.
3222-3 del código de transporte por el artículo 16 de la Ley N º 2013-431 de 28 de mayo 2013
que contiene diversas disposiciones sobre infraestructura y servicios de transporte.
Este mecanismo legislativo de aumento es independiente de la ecotasa prevista en los artículos
269 a 283 quater del Código Aduanero, y no es un sistema de impacto directo del sistema
tributario.

De cara a aclarar ciertos aspectos sobre el funcionamiento del dispositivo de repercusión, el
Gobierno francés ha publicado recientemente una instrucción que tiene por objeto presentar las
modalidades de aplicación de este aumento por repercusión de la ecotasa y como se ve afectada
cada casuística.

“Les recordamos que CETM-Sintra pone a su disposición los servicios de contratación
de los dispositivos de peaje necesarios para el pago de la ecotasa en Francia”

Documento adjunto : ecotasa